Sequías

A pesar de situarse en el trópico y tener estaciones marcadas de lluvias aproximadamente de abril a mayo, la región del Caribe (Mesoamérica y las islas Antillas) es un espacio donde se viven condiciones severas de estrés hídrico por tres motivos principales:

Sequías, huracanes y migraciones humanas

Además de los impactos por sequía (prolongada y/o puntual en años de El Niño o AMO/NAO), muchas regiones del Caribe se ven afectadas simultáneamente por huracanes y por las inundaciones que conllevan. Esta multitud de eventos extremos traslapados superan las capacidades de respuesta de muchos Gobiernos de la región y provocan éxodos masivos de personas en busca de oportunidades de futuro. Migraciones masivas del Corredor Seco Centroamericano se han dado tras las sequías del fenómeno El Niño en los años 2015-2016 y 2018-2019, sucedidas por las temporadas de megahuracanes de 2017 y 2020 respectivamente.

Sequías y migraciones humanas en Centroamérica

Izquierda, efectos de la sequía conocida como «canícula» en 2015 en San José del Golfo, Guatemala. Fuente: CONRED. Derecha, caravana de migrantes en 2018 tras la sequías de 2015-2016 y las devastadoras consecuencias de la temporada de megahuracanes de 2017. La situación se repitió en 2020, tras las sequías de 2018-2019 y la temporada de megahuracanes de 2020. Fuente: GETTY IMAGES.

CORESCAM participa en los siguientes objetivos de desarrollo sostenible: